Celebración de matrimonio

1

Previa reserva de hora, diríjase a la oficina correspondiente en la fecha y hora acordada. En caso de solicitar la celebración del matrimonio fuera de la oficina, deberá ser acordado con el/la oficial civil.

2

Siga las indicaciones, teniendo en su poder los documentos necesarios para celebrar el matrimonio y cumpliendo los requisitos.

Requisitos

Cédula de identidad vigente y en buen estado.

La edad mínima de acuerdo con la ley para contraer matrimonio, tanto para hombres como mujeres, es de 16 años.

Si cualquiera de los futuros contrayentes tuviese entre 16 y menos de 18 años de edad, deberá contar con la autorización otorgada por el pariente llamado por ley a prestarla.

El consentimiento para el matrimonio de los menores de edad se otorgará al momento de que los interesados comuniquen al o la oficial civil su intención de contraer matrimonio. De no ser así, podrá presentarse una constancia fehaciente del consentimiento.

La Ley N° 19.947 sobre matrimonio civil reconoce a la familia como núcleo fundamental de la sociedad y el matrimonio su base principal.

Contempla además:

  • La celebración del matrimonio ante entidades religiosas.
  • La posibilidad de que las personas de alguna etnia indígena puedan solicitar la manifestación, información y celebración del matrimonio en su lengua materna.
  • La posibilidad de que las personas sordomudas puedan solicitar que la manifestación, información y celebración del matrimonio se realice mediante lenguaje de señas.
  • La separación de hecho de los cónyuges y acuerdo escrito de cese de convivencia.
  • La separación judicial.
  • El divorcio que pone término al matrimonio por falta imputable a uno de los cónyuges o por el cese de convivencia, que será de un año si ambos cónyuges están de acuerdo o de tres años si no lo están.

Impedimentos y prohibiciones legales para contraer matrimonio

  • Los que se encuentren ligados por vínculo matrimonial anterior no disuelto.
  • Los menores de 16 años.
  • Los que estén privados del uso de razón o que, por un trastorno o anomalía psíquica fehacientemente diagnosticada, sean incapaces de modo absoluto para formar la comunidad de vida que implica el matrimonio.
  • Los que carecieran de suficiente juicio o discernimiento para comprender y comprometerse con los derechos y deberes esenciales del matrimonio.
  • Los que no puedan expresar claramente su voluntad por cualquier medio, ya sea en forma oral, escrita o por medio de lenguaje de señas.
  • Los ascendientes y descendientes relacionados entre sí por consanguinidad (padres, hijos, nietos, abuelos, bisnietos y bisabuelos entre sí).
  • Los ascendientes y descendientes relacionados entre sí por afinidad (suegra con yerno, suegro con nuera).
  • Los colaterales relacionados entre sí por consanguinidad en el segundo grado (hermanos).
  • El cónyuge sobreviviente con él o la imputado(a) por el homicidio de su marido o mujer, o con quien hubiese sido condenado como autor, cómplice o encubridor de ese delito.
  • Los que se encuentren en alguna de las situaciones que contempla la Ley de Adopción N° 19.620; por ejemplo, el o la adoptante con el adoptado(a).

Competencia del o la oficial civil: la celebración del matrimonio puede realizarse ante el oficial civil que intervino en las diligencias de manifestación e información, ya descritas, o ante un ministro de culto de aquellas entidades religiosas que gocen de personalidad jurídica de derecho público o que se encuentren en la situación del artículo 20 de la Ley N° 19.638.

Testigos: los contrayentes deben presentar dos testigos que declararán que los futuros cónyuges no tienen impedimentos o prohibiciones para contraer el matrimonio.

No podrán ser testigos de la información ni de la celebración del matrimonio:

  • Los menores de 18 años.
  • Los que se encuentren con interdicción por causa de demencia.
  • Quienes se encuentren actualmente privados de razón.
  • Condenados por delito que merezca pena aflictiva y quienes por sentencia ejecutoriada estuvieren inhabilitados para ser testigos.
  • Los que no entienden el idioma castellano o aquellos que estuvieren incapacitados para darse a entender claramente.

Rendida la información de los testigos, dentro de los 90 días siguientes se procederá a la celebración del matrimonio.

Transcurrido este plazo sin que el matrimonio se hubiera celebrado, deberán repetirse las formalidades de la manifestación y la información.

Matrimonio ante oficial civil

La ceremonia se puede realizar en la oficina de Registro Civil, en la casa de uno de los contrayentes o en el lugar que de común acuerdo se indique, siempre que este domicilio corresponda a la jurisdicción del o la oficial civil.

El día de la ceremonia se presentarán los contrayentes acompañados de dos testigos mayores de 18 años, preferentemente los que participaron en las diligencias previas al matrimonio.

Si uno o ambos contrayentes son menores de 18 años, deben prestar su consentimiento expreso para la celebración ambos padres. Si falta uno de ellos, lo hará el otro padre o madre, o a falta de ambos el del ascendiente o de los ascendientes de grado más próximo. En igualdad de votos contrarios, se preferirá el voto favorable al matrimonio.

Si la filiación del contrayente menor de edad no estuviere determinada respecto de ninguno de sus padres, corresponderá dar el consentimiento a su curador general, y a falta de éste, al oficial civil que deba intervenir en la celebración del matrimonio.

El consentimiento para el matrimonio de los menores de edad podrá otorgarse personalmente, al momento de su celebración, o mediante una declaración conjunta o separada de las personas llamadas por ley a otorgarlo, firmada ante cualquier oficial civil, lo que tendrá una validez de 90 días.

Matrimonio ante ministro de culto

Las personas que deseen celebrar su matrimonio ante un ministro de culto deberán, previamente, manifestar ante cualquier oficial civil su intención de contraer matrimonio y rendir información de a lo menos dos testigos hábiles.

Una vez que se haya celebrado el matrimonio religioso, los contrayentes deberán, dentro del plazo de ocho días corridos -contados desde la celebración- concurrir a alguna de nuestras oficinas, que puede ser la misma donde se realizó la manifestación u otra distinta, y solicitar al oficial civil la inscripción del acta que otorgue la entidad religiosa, en que se acredite la celebración del matrimonio religioso y ratificar el consentimiento prestado ante el ministro de culto.

Si no se inscribiese en el plazo de ocho días antes indicado, el matrimonio religioso no producirá ningún efecto civil.

Régimen patrimonial

Los contrayentes podrán –si así lo desean– pactar separación total de bienes o el régimen de participación en los gananciales, lo que comunicarán al oficial civil en el momento de la manifestación del matrimonio o antes de la celebración. Si nada expresan, se entiende que optaron por la sociedad conyugal, como régimen general y de carácter supletorio.

En caso de contrayentes menores de edad, la persona que da el consentimiento para la celebración del matrimonio autorizará también el régimen patrimonial pactado.

Libreta de matrimonio

La libreta de matrimonio se otorga al celebrar el matrimonio y posteriormente podrá presentarse cada vez que se inscriba el nacimiento o defunción de un hijo o hija, o la defunción de uno de los cónyuges.

Sentencia firme de divorcio

El divorcio, a contar de la entrada en vigencia de ley de matrimonio civil, disuelve el vínculo matrimonial. La separación judicial y la separación de hecho no disuelven el vínculo matrimonial.

Causales de terminación del matrimonio

Muerte natural o muerte presunta de uno de los cónyuges, sentencia firme de nulidad o por sentencia firme de divorcio.