Certificado de nacimiento

1

Presione el botón "Solicítelo aquí"

2

Seleccione el certificado que desea obtener y complete los datos.

3

Si el certificado es para asignación familiar o matrícula, es gratis y le llegará a su correo electrónico. Si el documento es para todo trámite, debe pagar su valor y luego será enviado a su correo electrónico.

1

Diríjase a una de nuestras oficinas.

2

Solicite al funcionario(a) el certificado de nacimiento.

3

Pague  el valor de su certificado.

1

Comuníquese al 600 370 2000 desde teléfonos fijos o celulares.

2

Seleccione la opción para solicitar un certificado gratuito de nacimiento (solo en caso que requiero certificado para Asignación familiar o Matricula)

3

Al ejecutivo que lo atienda, indíquele su RUN o el de la persona que requiere el certificado.

4

Indique el tipo de certificado que necesita.

5

Indique el correo electrónico en el que quiere recibir el certificado.

6

El ejecutivo de atención telefónica remitirá el certificado al correo electrónico que informó.

Requisitos

Para solicitarlos debe conocer el Run de la persona a consultar.

Nuestro Servicio otorga certificados de nacimiento para todo trámite, para asignación familiar y para matrícula.

El nacimiento se acredita con un comprobante de parto, en la partida de nacimiento se consigna como madre a la mujer que figura en dicho documento. Es decir, queda determinada legalmente la maternidad, sin necesidad de un reconocimiento expreso de la madre.
En el caso de la paternidad, cuando no hay matrimonio entre los padres del inscrito, es necesario que el padre reconozca al hijo al momento de requerir la inscripción o que efectúe dicho reconocimiento, posteriormente, por escritura pública, testamento o acta otorgada ante cualquier oficial civil.
Los nacimientos ocurridos en Chile deben inscribirse en la oficina de Registro Civil e Identificación que corresponda a la circunscripción (territorio) donde se produjo el parto.
– Solicitud de inscripción:
Durante los 30 días siguientes a su nacimiento pueden requerir la inscripción el padre, la madre u otra persona (mediante poder simple). La persona debe ir a la oficina con los documentos necesarios para los distintos casos e informar al oficial civil los datos personales de los padres. No es necesaria la presencia del niño o niña que se inscribe.
Efectuada la inscripción, se extiende un certificado de nacimiento. En la inscripción también se asigna el Rol Único Nacional (RUN), número que será el de su cédula de identidad cuando la solicite.

Transcurrido el plazo de 30 días, están obligados a requerir dicha inscripción, las personas indicadas en el artículo 29 de la Ley 4.808:

1. El padre, si es conocido y puede declararlo.
2. El pariente más próximo mayor de dieciocho años, que viviere en la casa en que hubiere ocurrido el nacimiento.
3. El médico o partera que haya asistido al parto o, en su defecto, cualquiera persona mayor de dieciocho años.
4. El jefe del establecimiento público o el dueño de la casa en que el nacimiento haya ocurrido, si éste ocurriera en sitio distinto de la habitación de los padres.
5. La madre, en cuanto se halle en estado de hacer dicha declaración.
6. La persona que haya recogido al recién nacido abandonado.
7. El dueño de la casa o jefe del establecimiento dentro de cuyo recinto se haya efectuado la exposición de algún expósito.

Está permitido inscribir el número de nombres que se desee. Sin embargo, en la cédula de identidad, por sus dimensiones, no es posible incluir todos los nombres cuando son más de dos, o si son muy extensos.

En Chile la persona que requiere la inscripción de nacimiento puede asignarle cualquier nombre, con la limitación que no sea extravagante, ridículo, impropio de personas, equívoco respecto del sexo o contrario al buen lenguaje. Según el artículo 31 de la Ley 4.808, el oficial civil es quien califica dicha circunstancia, y si determina que el nombre asignado presenta tales características y se opone a la inscripción, los padres podrán recurrir a los tribunales para que sea esta instancia, quien determine en definitiva, si el nombre propuesto se encuentra contenido o no en la prohibición.

En Chile se debe inscribir a los recién nacidos con dos apellidos. El primer apellido es el paterno y corresponde al paterno del padre. El segundo apellido es el materno y corresponde al paterno de la madre. Si el inscrito no es reconocido por el padre, el apellido paterno será aquel que la madre diga al momento de requerir la inscripción, no siendo necesario ni obligatorio que sea el apellido del padre biológico.
Es decir, la madre puede indicar como apellido paterno el que ella desee, sin que ello represente filiación con padre alguno.
Respecto de apellidos de personas extranjeras, las inscripciones en nuestros registros deben adecuarse a la legislación chilena, sujetándose al orden de nombres y apellidos establecido en ella.

Existen dos vías:
1.- En el consulado de Chile en el país donde ocurrió el nacimiento. La inscripción consular es remitida a la Oficina Santiago, por intermedio del Ministerio de Relaciones Exteriores, la que procede a inscribirla en sus registros especiales.

2.- Directamente en Chile, en Oficina Santiago, Huérfanos 1570, segundo piso, o por requerimiento escrito en oficinas a lo largo del país, donde necesita:
– Certificado original de nacimiento extranjero, donde debe aparecer el nombre de los padres. En caso de ser nieto de chileno (Ley 20.050) deberá acreditar la filiación con su abuelo (a) mediante certificados de nacimiento de su padre o madre nacido en el extranjero y certificado de nacimiento del abuelo nacido en Chile.
La firma de los funcionarios extranjeros autorizados en los certificados deben estar legalizadas por el cónsul de Chile. Posterior a esto se puede presentar en nuestras oficinas una fotocopia autorizada ante notario.
– La firma del cónsul debe ser legalizada en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile.
– Si el certificado original está en idioma diferente al español, debe solicitar traducción del certificado en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile.
– Si es nacionalizado chileno debe acompañar fotocopia de la cédula de identidad nacional vigente por ambos lados.
– Si es extranjero residente, fotocopia de la cédula de identidad para extranjeros por ambos lados del inscrito.
– La inscripción de nacimiento debe ser solicitada por el padre o la madre, en caso que ambos estén casados en Chile.
Para inscribir el nacimiento de un menor nacido en el extranjero por un tercero, este debe contar con un poder notarial otorgado por los padres, para ese fin. Si el inscrito es mayor de 18 años deberá requerir personalmente su inscripción.
– En caso de no ser solicitada la inscripción por los padres o familiar directo, un tercero deberá acompañar poder notarial otorgado por el padre, la madre o el inscrito cuando es mayor de 18 años.

Sí puede, si es mayor de 12 años, presentando su cédula de identidad. Además, debe presentar el comprobante de parto respectivo, (donde consta el nombre de la madre); esto permite que quede acreditada la maternidad, la que será traspasada a la partida de nacimiento.
En cuanto a la paternidad, el padre del menor puede reconocerlo voluntariamente por escritura pública, testamento o acta otorgada ante cualquier oficial civil o al momento de requerir la inscripción de nacimiento. No se requiere la autorización de la madre del inscrito para que el padre efectúe el reconocimiento. Si el padre del menor no efectúa un reconocimiento voluntario, la madre del inscrito – en representación de su hijo- podrá solicitar judicialmente que se establezca la paternidad ejerciendo la acción de reclamación de filiación en contra del supuesto padre. Esta demanda debe presentarla ante el respectivo tribunal de familia, con el patrocinio de un abogado particular o de la Corporación de Asistencia Judicial.

Son aquellos que se originan en inscripciones de nacimiento practicadas con un comprobante médico de parto, dato que registra nuestro sistema desde el año 2000 en adelante.
Si el nacimiento es anterior, para conocer la hora de su nacimiento, debe dirigirse a nuestras oficinas y solicitar una fotocopia autorizada de su inscripción de nacimiento, pagando el valor correspondiente.

La inscripción de nacimiento tiene por objeto dejar constancia del nacimiento de una persona y establecer las relaciones de familia que determinan su estado civil. En ella se registran, además, los hechos y actuaciones posteriores a la inscripción, que tienen incidencia sobre su estado civil.
Por ello la partida de nacimiento contiene los nombres y apellidos del inscrito y de sus padres, y el domicilio y profesión u oficio de éstos últimos. En el reverso de la partida se informa si el nacimiento se acreditó mediante comprobante de parto o por declaración de testigos.
Además, se registra la información estadística de los padres como su edad, instrucción, ocupación y nivel ocupacional. Estos últimos datos son reservados y se recogen para ser entregados al Instituto Nacional de Estadísticas.

Las copias íntegras o fotocopias de las partidas de nacimiento, matrimonio y/o defunción, las puede solicitar en oficinas del Servicio (menos en las oficinas ubicadas en centros comerciales) informando el RUN o nombre completo de la persona.

Si usted está en el extranjero debe solicitarlas a través del consulado chileno o pedirle a un tercero que la solicite por usted en Chile.

A) Reconocimiento voluntario; que es el realizado por el padre, la madre o ambos.
B) Reconocimiento forzado; es un trámite judicial, en aquellos casos en que los hijos obtienen el reconocimiento de la paternidad o maternidad mediante una sentencia judicial.
C) Reconocimiento voluntario expreso: mediante una declaración formulada por el padre, la madre o ambos, según los casos:
1°. Ante el oficial del Registro Civil, al momento de inscribir el nacimiento del hijo o en el acto del matrimonio de los padres;
2°. En acta extendida en cualquier tiempo, ante cualquier oficial de Registro Civil;
3°. En escritura pública, o
4°. Por testamento.
NOTA: El reconocimiento puede realizarse por medio de un mandatario constituido por escritura pública y especialmente facultado con este objeto.
d) Reconocimiento voluntario tácito: puede efectuarse sin una manifestación expresa en tal sentido. Es decir, el hecho de consignar el nombre del padre o de la madre, a petición de ellos, al momento de la inscripción de nacimiento, es suficiente reconocimiento de filiación.

Basta que se presente en nuestras oficinas el padre biológico que quiere reconocer a un hijo, con su cédula de identidad, manifestando su voluntad. En el mismo momento el oficial civil extiende el acta de reconocimiento de hijo. Posteriormente, el interesado podrá solicitar certificados de la respectiva partida de nacimiento. Es importante que el interesado conozca el nombre y los apellidos de su hijo y los datos de su inscripción de nacimiento, con el fin de evitar que reconozca por error a otro menor como su hijo. Una vez otorgado el reconocimiento por el padre, en este caso, se establecerá la filiación y nacerán para él derechos (entre ellos el de mantener con su hijo una relación directa y regular) y obligaciones respecto de su hijo (alimentos).

El oficial civil de la comuna donde se encuentre el centro penitenciario respectivo puede concurrir a dicho recinto, con el fin de extender el acta de reconocimiento. Para ello, se debe contactar a la oficina de Registro Civil respectiva. La otra alternativa es que un notario público vaya al centro carcelario y extienda una escritura pública de reconocimiento.

El reconocimiento de un hijo(a) es, según la ley, un acto irrevocable. No obstante puede ser repudiado por el hijo, sin perjuicio de las acciones de impugnación establecidas en el Código Civil, que deben ser ejercidas ante los tribunales de justicia.

Según la ley, si los padres viven separados podrán determinar de común acuerdo que el cuidado personal de los hijos corresponda al padre, a la madre o a ambos en forma compartida. El acuerdo se otorgará por escritura pública o acta extendida ante un oficial del Registro Civil, y deberá ser subinscrito en la inscripción de nacimiento del hijo dentro de los treinta días siguientes a su otorgamiento. Este acuerdo podrá revocarse o modificarse por la misma vía.

Es la alteración o cambio en una inscripción de nacimiento, matrimonio, o defunción, cuando existe un error u omisión manifiesto, que se produce al extenderla o en un acto posterior y que tiene por objeto su corrección administrativa cuando corresponda.
Los errores u omisiones manifiestos pueden ser corregidos, por orden del director nacional del Servicio, a través de un oficio o requerimiento del interesado. En esta última situación, es el titular, heredero o un tercero con poder, quien debe solicitar una rectificación administrativa de la inscripción, en nuestras oficinas, de forma gratuita.
Cuando las inscripciones de nacimiento, matrimonio y defunción no contienen error u omisión manifiesto, es posible recurrir a los tribunales de justicia a fin de solicitar la rectificación que se requiera.
Por lo anterior, la rectificación judicial es la alteración o cambio a las partidas de nacimiento, matrimonio o defunción, ordenada por los tribunales al Registro Civil , acompañando una sentencia ejecutoriada.

Sí, cualquier persona puede solicitar voluntariamente la rectificación de sus nombres o apellidos por la vía judicial acogiéndose a la Ley N° 17.344, que autoriza el cambio de nombres y/o apellidos en los casos que indica.
La solicitud debe ser presentada ante un juez con competencia civil y debe ser patrocinada por un abogado.
La modificación de los nombres y/o apellidos puede ser solicitada por una sola vez y no altera la filiación del inscrito (vínculo legal con sus padres).

Las principales causales son: Estar inscrito con un nombre o apellido ridículo, risible o que le cause menoscabo moral o material; haber sido conocido por más de cinco años, por motivos plausibles, con un nombre o apellido distinto; tener un solo apellido o estar registrado con apellidos repetidos.
Además de las situaciones previstas en la ley sobre cambio de nombres y apellidos, la impugnación de paternidad o maternidad, pueden originar una modificación de apellidos, si se acredita su filiación respecto de otro progenitor y así se declara en la sentencia.

Puede realizar dicho trámite, dando un poder a un tercero para que lo represente en Chile ante el tribunal que llevará su causa.

La solicitud debe efectuarla a través de un tribunal de familia, ya que según la legislación vigente, solo se otorgan copias autorizadas de las sentencias o de los antecedentes de adopción, mediante una resolución judicial.

El Registro Civil no está autorizado para entregar información o datos sobre una persona dada en adopción, ya que esta materia es de carácter reservado, y solo se puede dar información al adoptado, los adoptantes o a los ascendientes o descendientes de éstos.

Las personas autorizadas por la ley para solicitar antecedentes de una adopción, pueden consultar enviando una carta formal (adjuntando fotocopia de su cédula de identidad) al Subdepartamento de Registro Civil (Catedral 1772, Santiago), el cual responderá por la misma vía, orientándolo al respecto.

Con la información obtenida, pueden presentar una solicitud al Tribunal de Familia que corresponda, y si éste lo ordena, le serán proporcionados los antecedentes.

Dado el carácter reservado en materia de adopción, no se puede hacer consultas sobre adopción a través de correo electrónico, formulario de consultas, call center, o vía ley de transparencia.

No. Solo se pueden adoptar niños(as) menores de 18 años y siempre que éstos se encuentren en las siguientes situaciones:

1.- Que sus padres no puedan hacerse cargo de su cuidado y expresen el deseo de entregarlo en adopción ante un juez competente.
2.- Que sean descendientes consanguíneos de uno de los adoptantes.
3.- Que hayan sido declarados susceptibles de ser adoptados por resolución judicial por alguna de las causas siguientes:
a. Que los padres se encuentren inhabilitados física o moralmente para ejercer su cuidado.
b. Que los padres no le proporcionen atención personal o económica durante 2 meses. Este plazo se reduce a 30 días, si el niño (a) es menor de 1 año. No es causa suficiente la falta de recursos económicos.
c. Que lo entreguen a una institución pública o privada de protección de niños o a un tercero, con ánimo de liberarse de sus obligaciones legales, lo que ocurrirá cuando la mantención del niño a cargo de la institución no obedezca a una causa justificada o no lo visiten por lo menos una vez durante los plazos señalados .