Declaración consensual de transferencia de vehículos

1

Ambas partes (comprador y vendedor) deben concurrir personalmente, o debidamente representadas, a una de nuestras oficinas.

2

Entregar la documentación requerida.

3

Pagar el valor correspondiente.

4

Se generará la declaración consensual y transferencia ingresando los datos del comprador, vendedor y del vehículo.

5

Si la oficina donde se realiza el trámite cuenta con el sistema de ingreso directo, los datos del nuevo propietario quedan en ese momento ingresados en el Registro de Vehículos Motorizados.

Requisitos

Cédula de identidad del comprador y del vendedor.

Poder o mandato notarial, en caso de que una o ambas partes actúen en representación de una tercera persona, con no más de un año de vigencia desde su fecha de emisión.

El vendedor no debe encontrarse registrado como constituyente de limitaciones al dominio (prenda y/o prohibición) en el Registro de Prendas sin Desplazamiento, salvo casos especiales que deben revisarse con el oficial civil encargado.

Documento de representatividad legal, si una o ambas partes participan en la compraventa a nombre de una persona jurídica (empresa o institución), original o copia legalizada ante notario. Si la fecha del documento de representatividad excede de un año contado desde la fecha de su emisión, debe acreditarse su vigencia mediante certificado del  Conservador de Bienes Raíces.

Permiso de circulación vigente.

Se sugiere exhibir el Certificado de Inscripción (padrón), a fin de identificar el vehículo a transferir.

Para vehículos cuyo propietario este adscrito a un giro de transporte público o privado de carga y/o de pasajeros, se debe presentar el aviso de venta correspondiente al formulario 1816 del Servicio de Impuestos Internos.

Certificado del Registro de Multas de Tránsito no pagadas emitido el día en que se celebra la declaración consensual.

En nuestras oficinas en todo el país, usted puede realizar ante el oficial civil la compraventa (transferencia de dominio) de un vehículo motorizado sin necesidad de un contrato ante notario, quedando de inmediato registrado este acto en el Registro de Vehículos Motorizados (RVM), cuando concurran personalmente vendedor y comprador, ya que en caso de que uno o ambos actúen representados, la documentación se remite al nivel central para su revisión, lo mismo ocurre cuando uno o ambos contratantes son personas jurídicas.

Este procedimiento se denomina Declaración Consensual y puede ser utilizado tanto por personas naturales como por personas jurídicas (empresas e instituciones). Así, la compraventa se convierte en un trámite rápido, más económico y seguro, pues prácticamente se realiza todo en un lugar.

El 5 de diciembre de 2014, se publicó en el Diario Oficial la Ley N° 20.795, que en su artículo 1°, introduce modificaciones al artículo 42 de la Ley N° 18.290 de Tránsito, para informar al comprador del vehículo, al concurrir a la notaría o en presencia de otro ministro de fe si éste tiene o no multas pendientes, dando así a estas transacciones comerciales un mayor grado de transparencia y equidad.

Así, si el certificado no tiene anotaciones, significa que a esa fecha no hay multas informadas al Registro de Multas de tránsito no pagadas, por parte de los juzgados de policía local. Si con posterioridad a la fecha de la venta, se informa una multa de un propietario diferente a la fecha de infracción, no se anotará en el registro. Por el contrario, si el certificado tiene multas vigentes a la fecha de la compraventa, el vendedor y el comprador, al tratarse de un contrato privado, deberán determinar cómo se asume el costo, ya que legalmente se traspasa el vehículo con la multa.

Esta ley no tiene efecto retroactivo, por lo tanto, en aquellos casos cuya multa se cursó al propietario anterior del vehículo y la transferencia se efectuó antes del 5 de diciembre de 2014, el nuevo propietario debe sanear las multas del vehículo, dirigiéndose al juzgado de policía local que la cursó, solicitando que se deje sin efecto la multa por corresponder al propietario anterior.

Si el comprador tiene la calidad de conviviente civil de un Acuerdo de Unión Civil vigente en comunidad, no puede adquirir el vehículo solo, y deberán estar ambos convivientes presentes y registrar el vehículo a nombre de la comunidad.

Puede realizarse a través de una Declaración Consensual suscrita ante un oficial civil celebrada en nuestras oficinas o a través de un contrato de compraventa realizado ante notario.
Consulte lista de notarios del país

Es la declaración escrita conjunta que suscriben ante un oficial del Registro Civil el adquirente y el propietario del vehículo.
Los contratantes pueden comparecer personalmente, ocasión en que la transferencia quedará de inmediato ingresada en el Registro de Vehículos Motorizados.
Si los contratantes son representados por terceros, o tratándose de personas jurídicas, la documentación debe ser revisada por lo que, no se dará curso a la transferencia de forma inmediata.
Documentos necesarios:
1.- Cédula de identidad del comprador y del vendedor, en buen estado y vigente.
2.- Poder o mandato notarial, en caso de que una o ambas partes actúen representados por una tercera persona.
3.- Documento de representatividad legal, en original o copia legalizada por ministro de fe, en caso de que una o ambas partes participe en la compraventa a nombre de una persona jurídica (empresa o institución).
4.- El vendedor no debe encontrarse registrado como constituyente de limitaciones al dominio (prenda y/o prohibición) en el Registro de Prendas sin Desplazamiento. El vendedor deberá presentar un Certificado del Registro de Multas de Tránsito emitido el mismo día.
5.- Permiso de circulación. Contiene información útil para determinar el tipo de vehículo por código, para efectos del cálculo del impuesto a la transferencia.
6.- Para vehículos de transporte de carga de pasajeros (minibuses, furgones y semirremolques) se debe presentar el aviso de venta de vehículo, formulario 1816 del Servicio de Impuestos Internos.
7.- Si el comprador tiene la calidad de conviviente civil de un Acuerdo de Unión Civil vigente en comunidad, no podrá adquirir el vehículo solo, deberán estar ambos convivientes presentes y registrar el vehículo a nombre de la comunidad.

El proceso se realiza de la siguiente manera:
1.-Ambas partes (comprador y vendedor) deben concurrir personalmente, o representadas, a una de nuestras oficinas, y presentar los documentos ya precisados.
2.- El funcionario ingresa los datos del comprador, del vendedor y del vehículo, generando la Declaración Consensual
3.- Se calcula el valor del impuesto a la transferencia (1,5%) que debe ser pagado en un banco o institución autorizada.
4.- Una vez pagado este impuesto, se inscribe la transferencia de dominio del vehículo.
5.- Los datos del nuevo propietario quedan ingresados en el Registro de Vehículos Motorizados, salvo en casos especiales.

Sí, es obligatoria y útil para determinar el tipo de vehículo por código, para efectos del cálculo del impuesto a la transferencia.

No, ya que dicho contrato no transfiere el dominio de los bienes, sino que solo impone la obligación de celebrar un contrato de compraventa, en el plazo o luego del cumplimiento de una condición pactada.
La transferencia de dominio se produce con la celebración del contrato de compraventa que las partes prometieron celebrar.

Todos los vehículos que posean permiso de circulación deben acreditar al momento de requerir una transferencia de dominio, el pago del impuesto a la transferencia o su exención. En caso de exención se debe precisar la norma legal que la autoriza.

Para realizar la compraventa sin presencia de una de las dos partes, la parte faltante deberá extender un poder o mandato notarial específico autorizando a un tercero que pueda representarlo en el trámite.
Si el titular de la inscripción reside en el extranjero, el poder debe ser otorgado ante un ministro de fe competente del país de que se trate, y para su validez en Chile debe ser legalizado, mediante un agente diplomático o consular chileno, acreditado en ese país , y cuya firma se compruebe con un certificado del Ministerio de Relaciones Exteriores.

En general, no es posible la transferencia de un vehículo que mantiene limitaciones al dominio vigentes (por ejemplo prohibición de celebrar actos y embargo). Para ello es necesario que en forma previa se requiera el alzamiento del o los gravámenes. Sin embargo, si el acreedor consiente en la transferencia y deja constancia escrita notarial de este hecho, puede requerirse excepcionalmente y previa evaluación legal la transferencia, manteniendo vigentes los gravámenes en favor del acreedor.

No, el Código Civil prohíbe expresamente la compraventa entre cónyuges no separados judicialmente; esta prohibición opera aun cuando estén separados de bienes.